Los ojos son una parte del cuerpo especialmente sensible durante todo el año, pero sobre todo en verano. En esta época disfrutamos de más tiempo al aire libre, más horas de luz y, además, ésta es más intensa. Por eso, nuestros ojos son especialmente sensibles.

A pesar de que en verano el sol brilla con más intensidad, existe un gran desconocimiento sobre las secuelas que puede provocar en nuestros ojos a corto, medio y largo plazo.

 

Te contamos cómo debes proteger tus ojos en verano

 

Gafas de sol con filtro solar: El primer y más importante requisito a tener en cuenta es proteger nuestros ojos con unas gafas de sol de calidad. Unas gafas homologadas y con cristales con filtros ultravioleta (UV). Además, éstas deberán cumplir el estándar europeo EN 1836:2006 y llevar la marca ‘CE’, que es el sello de garantía de la Unión Europea.

Según la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO), más de la mitad de gafas de sol que se compran en este país son falsificaciones de baja calidad, ya que no cumplen con la normativa vigente. Éste es un dato alarmante, ya que nuestra salud puede sufrir serios problemas usando este tipo de lentes.

En Visión Lorca, aconsejamos siempre comprarlas en establecimientos autorizados, como son las ópticas. En este tipo de establecimientos, podrás ser aconsejado por un experto en la materia (óptico-optometrista) que te recomendará el tipo de lente más adecuada, teniendo en cuenta las características de tus ojos, la forma de tu cara y la actividad que vayamos a realizar con ellas.

Y si los adultos debemos tener precaución con las radiaciones solares, aún es más importante proteger los ojos de los niños. El ojo de un niño es mucho más sensible que el de un adulto, y debemos cuidarlo desde los primeros meses de vida para evitar futuras patologías.

 

Gafas de buceo o natación: En verano es frecuente el baño en piscinas, ríos o en el mar. En todos estos casos, es recomendable el uso de gafas de buceo o de natación. Éstas nos protegerán los ojos de posibles irritaciones.

 

Precaución con el aire acondicionado: Seguro que para combatir el calor utilizas muy a menudo el aire acondicionado en casa o en el coche. Si lo haces, deberías saber que es importante tener especial cuidado con que el aire no incida directamente sobre tus ojos. Esto podría provocar algunos problemas, como el síndrome del ojo seco. Los síntomas son irritación, quemazón, sequedad ocular, etc. En los casos más leves se puede remediar con el uso de lágrimas artificiales. También debemos tener en cuenta tener especial cuidado con la higiene antes de frotarnos los ojos.

 

A la hora de elegir unas gafas de sol, consulta con tu óptica-optometrista de confianza. En Visión Lorca te asesoramos y te ofrecemos un trato personalizado para ayudarte a encontrar las gafas que se adapten a tus necesidades y que te garanticen una protección total.

 

¡Disfruta del sol de forma saludable!