El embarazo es una etapa de cambios y a veces no temporales, de hecho, hay mujeres a las que después del parto les cambia la textura de la piel o les crece menos el vello corporal (una ventaja para la mayoría), tienen reglas menos dolorosas, etc.  Pero, ¿puede el embarazo afectarnos a la vista de manera que perdamos visión?

Definitivamente los cambios hormonales que se producen durante el embarazo pueden alterar nuestra visión, sin embargo, no todas las mujeres embarazadas presentan estos síntomas o efectos. Algunas no los padecen.

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo y que pueden afectar a la visión suelen darse entre la semana 31 y 41 de la gestación. Esto no quiere decir que no padezcamos cambios hormonales el resto del tiempo pero los que suelen afectar a la visión suelen ser los que se producen durante estos periodos.

Mientras se produce la gestación nuestro cuerpo retiene más líquidos, también en los ojos. Esto puede provocarnos un edema de suficiente relevancia como para que seamos capaces de notar cambios en la visión, especialmente cuando leemos o cuando realizamos alguna tarea que requiera que prestemos atención a un objeto cercano. No debes preocuparte por esto ya que el edema se suele reabsorber solo durante el periodo de la cuarentena y tu vista volverá a ser la de siempre.

También es posible que durante todo el embarazo y también en el periodo de lactancia notes que tienes los ojos secos y que te sientas incómoda. Por esta misma razón, es más frecuente que terminemos padeciendo alguna infección ocular como la conjuntivitis.

Si notas que esto te está sucediendo acude al especialista ya que estas molestias se pueden aliviar con la prescripción de algún lubricante o humectante.

La sequedad ocular a la que nos referimos también puede provocarte molestias si usas lentes de contacto. Si no las usas de remplazo diario es posible que te recomienden hacerlo al menos hasta que finalice el periodo de lactancia.

Hay algunas afecciones como la toxoplasmosis, la hipertensión arterial, la hiperglucemia o el colesterol que es muy importante tener controladas siguiendo todos los consejos que ofrece el profesional ya que todas ellas pueden provocar daños en la visión, en algunos casos irreversible.

Recuerda que no todas las mujeres deben padecer estos síntomas que hemos descrito pero la información que te hemos facilitado te va a ayudar a saber qué hacer en caso de que pueda presentarse alguno y también cómo prevenir la aparición de afecciones que podrían tener repercusiones serias para nuestra visión y la de nuestro bebé.

Te recomendamos que durante el embarazo, y el resto de tu vida, sigas los consejos de profesionales de la salud para cuidarte y que no tengas miedo en preguntar o consultar cualquier cosa que te preocupe. Es el mejor método de prevención.

¿Perdemos vista durante el embarazo?
Danos tu opinión