Esclerosis

La esclerosis múltiple y la visión

El próximo lunes 30 de mayo, se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis múltiple; una enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso central que implica al cerebro y a la médula espinal y que está íntimamente relacionada con la visión.

Y es que se calcula que la mitad de los enfermos de esclerosis múltiple sufrirán algún tipo de dolencia visual en alguna etapa de la enfermedad. Además, se debe señalar que uno de los signos más comunes que ayuda a detectar la esclerosis múltiple es la aparición de problemas de visión en el paciente.

Y es que los principales problemas visuales que se han apreciado en las personas con esclerosis múltiple son el resultado de daños en el nervio óptico (que envía señales visuales desde el ojo al cerebro), aunque también puede ser el resultado de una disfunción de los músculos controladores de los movimientos oculares.

En este post os explicamos algunas dolencias que provoca la esclerosis múltiple en la visión.

 

NEURITIS ÓPTICA

Está causada por la inflamación del nervio óptico, que es el encargado de transmitir la información captada por el ojo hasta el cerebro, permitiendo que podamos ver.

Los principales problemas que genera el daño en este nervio son: visión borrosa, pérdida temporal de la visión y dificultad para ver correctamente los colores, entre otros. La neuritis óptica puede aparecer en cualquier etapa de la enfermedad, produciendo una pérdida progresiva de la agudeza visual. Aun así, es posible recuperarse a largo plazo, aunque en ocasiones los síntomas reaparecen.

El diagnóstico de la neuritis óptica debe hacerlo un especialista, ya que para llegar a esta conclusión se debe hacer una delicada exploración oftalmológica, en especial, por si se trata de la primera manifestación de la esclerosis múltiple o por si existen otros datos que permitan descartar otras posibles patologías.

Para tratar la neuritis óptica, se prescriben corticoides endovenosos. Estos medicamentos acortan la duración de los síntomas visuales, aunque no influyen en el pronóstico o recuperación funcional de la visión a largo plazo.

 

NISTAGMUS

El nistagmus o nistagmo es una afección que produce movimientos involuntarios e incontrolados de los ojos de forma repetitiva. Puede ser de lado a lado, de arriba hacia abajo o de forma circular y generalmente, esta condición no causa cambios en la visión. Puede ser de carácter leve, sucediendo solo cuando la persona dirige la vista hacia un lado, al igual que puede presentarse de forma severa e impedir la visión.

La persona que tiene nistagmo se mueve sus ojos sin que quiera y sin que sea capaz de pararlos. El problema surge porque, como los ojos no se mantienen quietos, se pierde la percepción de profundidad de las cosas, afectando al equilibrio y a la coordinación.

A la hora de tratar esta afección, lo más importante es consultar a un especialista, ya que existen diferentes soluciones, como medicamentos, terapias con prismas especiales, prescripción de lentes especiales, según el caso.

DIPLOPÍA

La diplopía o visión doble es el resultado de un daño en los músculos que controlan el movimiento de los ojos. De esta forma, los mensajes que envía cada ojo al cerebro a partir de las imágenes que percibe y forma en la retina no están coordinados.

Debido a esa falta de coordinación, algunas personas pueden ver imágenes dobles. En estos casos, cubrir uno de los dos ojos es suficiente para que la visión doble desaparezca, un truco que puede brindar una solución temporal al problema. En cualquier caso, al igual que ocurre con el resto de los cambios en los ojos, la visión doble generalmente desaparece sola.

En el caso de la esclerosis múltiple la medicación puede ayudar. Además, también están los prismas de Fresnel, unas láminas adhesivas que se colocan en las gafas y que ayudan a ver simple eliminando la visión doble tan incómoda.

Aun así, si se presenta algún síntoma se debe acudir de inmediato al oftalmólogo, ya que su trabajo es determinante para la detección de la esclerosis múltiple. Además, si ya padece esta enfermedad, este profesional contribuirá a llevar un control de la salud visual del afectado.

 

Para un diagnóstico precoz de la enfermedad, en Visión Lorca contamos con un retinógrafo para realizar la prueba de fondo de ojo y tener un telediagnóstico hecho por oftalmólogos especializados en retina. Pide cita.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad