Combatir la miopía es un problema urgente, más del 50% de la población será miope en 2050. Pero, ¿estamos preparados para enfrentarnos a ella?

¿Qué es la miopía?

La miopía es un defecto de refracción del ojo por el cual la imagen se forma por delante de la retina, en lugar de hacerlo sobre la misma. Esta anomalía del ojo produce una visión borrosa de los objetos lejanos, causada en la mayoría de los casos por un alargamiento del globo ocular, y en otros por una mayor curvatura de la córnea. Debido a este factor, el ojo se expone a sufrir enfermedades tan importantes como un desprendimiento de retina.

Por eso, es importante combatir el aumento de la progresión de la miopía en edades tempranas.

¿Cómo podemos disminuir su progresión?

Controlar la miopía a una edad temprana es importante. Cuando los niños están en la etapa de crecimiento, su miopía aumenta al igual que su dependencia a las gafas. La miopía puede provocar serios problemas de salud en el futuro. Para evitar su progresión es importante tener en cuenta algunos factores como:

Los niños deben pasar más horas al aire libre. Los últimos estudios demuestran que la luz natural y, sobre todo, jugar al aire libre disminuye el riesgo de padecer miopía. Limitar el uso de dispositivos móviles, como el uso de ordenadores, tablets o móviles, a una o dos horas diarias. El esfuerzo acomodativo o de enfoque continuado es un factor altamente influyente en la aparición y el aumento de la miopía.

La exposición continuada a dispositivos electrónicos, como el ordenador, puede dar lugar al conocido como famoso ‘síndrome del ordenador’. Lo primero de todo, es recomendable mantener una buena posición al sentarnos. Además, debemos tener en cuenta situar la pantalla por debajo de los ojos (a unos 60 cm de distancia aproximadamente), buena iluminación ambiental y evitar reflejos que puedan molestarnos. Es fundamental parpadear con mayor frecuencia y si notamos síntomas de sequedad o arenilla, recurrir a las lágrimas artificiales para lubricar e hidratar la superficie ocular.

¿Cómo podemos corregir la miopía?

Actualmente existen diferentes opciones de tratamiento: gafas multifocales, lentes de contacto blandas multifocales, atropina, la terapia visual y la ortoqueratología.

En Visión Lorca te informamos sobre la primera lente de contacto blanda diaria. Esta lente reduce la progresión de la miopía en niños, sencilla de adaptar y fácil de usar. Estas lentillas permiten controlar el crecimiento axial y el aumento en dioptrías de la miopía, mientras se compensa el error refractivo.

Estas lentillas han sido probadas exitosamente en niños consiguiendo una reducción significativa de la miopía en un 59%, comparado con niños que usaron lentillas blandas normales.

¿Mi hijo tiene miopía, puede utilizar estas lentillas?

Estas lentillas aportan algunos beneficios como, por ejemplo:

  • Corrigen miopía.
  • Son fáciles de poner, algo muy importante a tener en cuenta si la van a usar niños.
  • No se notan y les permiten hacer con normalidad sus tareas del día a día (leen, ven la tv o juegan al aire libre)
  • Contribuye a mejorar la confianza en ellos mismos y sus habilidades con los deportes.
  • Utilizar un par de lentillas nuevas al día garantiza una higiene completa.

En Visión Lorca realizamos un examen visual completo y una adaptación personalizada para cada niño explicando su uso. Al ser una lentilla diaria el niño no utilizará líquidos de mantenimiento, simplemente colocar, disfrutar y al final del día, tirar. Sin suponer prácticamente ningún riesgo para su ojo. Además, evita posibles infecciones. Utilizar un par de lentillas nuevo a diaria te garantiza una higiene completa.

Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotras y estaremos encantadas de resolver tus dudas.

 

vision lorca logo